lunes, 18 de octubre de 2010

Tengo Infinidad de Críticas

Trabajo en un instituto pequeño, quizás demasiado retirado de la metrópoli, que es Sevilla.

Digo que quizás esté demasiado retirado porque parece que la información se atenúa con tanta distancia, y que nuestras quejas y nuestro malestar no llegan a aquéllos que nos gobiernan, o a los que ponen en funcionamiento lo que dictan los que nos gobiernan.
Tengo Infinidad de Críticas porque no concibo cómo en un centro educativo, por muy alejado de la capital que esté, se puede estar con el servidor central averiado durante más de un mes, sintiendo que cuando llamas a los diferentes organismos con supuestas competencias en su reparación sólo sientes que te están dando largas.

Tengo Infinidad de Críticas porque te dicen que un contrato de mantenimiento, a comienzos de octubre, no ha sido firmado, impidiendo, por ello, la reparación de los equipos del Centro, sean cuales fueren. ¿Por qué no se firma el contrato de mantenimiento durante el mes de agosto? ¿O de julio?

Tengo Infinidad de Críticas, porque considero que no es lo mismo que se averíe un equipo individual que un servidor, que deja sin comunicación a todo el Centro: no sólo no es posible acceder a Internet, sino que ni tan siquiera es posible comunicar los ordenadores entre sí, o con la impresora central.

Tengo Infinidad de Críticas, porque el profesorado, desesperado, no deja de mirar al Equipo Directivo y preguntarle "¿para cuándo se solucionará la avería?"; "¿Cuándo podremos imprimir nuestras hojas de ejercicios, nuestros proyectos, nuestras propuestas de trabajo?" Y te sientes impotente cuando debes contestar: "no lo sé", "no está en mis manos", "hago todo lo que puedo".

Tengo Infinidad de Críticas, porque el alumnado da unas clases de Informática precarias, el gasto en papel se dispara de forma inevitable, el alumnado se impacienta, los padres y madres se quejan...

Tengo Infinidad de Críticas, porque hay que hacer la gestión administrativa desde los domicilios particulares del Equipo Directivo o del Administrativo, sacando horas de sus tiempos de descanso, y ganas de sus buenas voluntades.

Tengo Infinidad de Críticas, porque se presta atención a temas de moda, que se anuncian a bombo y platillo en la radio, en los periódicos, en la tele, y se soslayan otros que son básicos: las infraestructuras.

Tengo Infinidad de Críticas, porque quiero recuperar mi ancho de banda de 1 MB, a todas luces escaso, irrisorio para ver vídeos en una pizarra digital que no sé cuándo tendré, o para escuchar audio en unos equipos que a veces quieren funcionar y a veces no. Pero, hace más de un mes, tenía mi MB. Hoy no.

Tengo Infinidad de Críticas, porque siento cada día más las Tecnologías de la Información y la Comunicación como uno más de tantos juguetes electorales arrojadizos, y sus siglas se parecen más a lo que tanto he repetido en este post, o a Tengo un Impresionante Cabreo, etc.

Quiero trabajar con normalidad. Quiero mi MB de ancho de banda. Quiero dar mis clases en un Instituto del siglo XXI, pero hace más de un mes que no puedo.

Por favor, apoyadme escribiendo un comentario de aliento. Gracias.

2 comentarios:

Ana Belén Jiménez Márquez dijo...

Espero tus críticas se escuchen y se solucionen lo antes posible. Es frustante querer trabajar y las infraestructuras no te lo permitan.Ánimo y tu sigue quejándote!!!
Ana B.Jiménez

M.L.G dijo...

Bueno, Migual Angel, imagino que a estas alturas de curso ya esté todo solucionado. En mi centro ocurrió algo parecido o yo diría que lo mismo entre noviembre y diciembre. Así que parece algo normal en los centros... saludos